Historia De La Falda

600.000 A.C ->La primera falda data de la prehistoria, cuando el ser humano sintió la necesidad de protegerse del clima.

3.000 AC ->Los Sumerios vestían algo llamado KAUNAKES.

Los Asirios usaban una versión corta de la falda, cortada al sesgo por delante y ceñida ala cintura con una faja.
1.500 AC -> Los Egipcios crearon los plisados, los hombres llevaban una falda en forma de pétalo y las mujeres llevaban una falda larga de talle alto ajustada y con tirantes

1200/735 AC ->Grecia/Roma impusieron el Drapeado con telas rectangulares que envolvían en sus cuerpos de diversas formas y se sujetaban con hebillas.

Las mujeres romanas como griegas del periodo clásico usaban túnicas y un amplio rectángulo de tela conocido como “PALLA”

Las túnicas fueron reflejo de las influencias Etruscas líneas y colores sencillos.

Durante el imperio romano el emperador Constantino comenzó a usar falda hasta la rodilla hechas de anchas correas de cuero y bordes desflecados

400 DC ->dentro de la edad media el vestido toma fuerza tanto en hombres como en mujeres, ya que no había una gran diferencia., solo que el del hombre es corto y el de la mujer larga.

Posteriormente la falda fue cambiada por unas túnicas sencillas, vestidos largos y anchos, adornados con cinturones y piedras preciosas estas se emplearon durante 8 siglos

S. XV ->los trajes que pasaron de ser de los reyes, emperadores y personalidades de la alta sociedad, pasaron a ser lo más popular entre las campesinas, lavanderas, pastoras y cocineras.

Las mujeres solían llevar túnicas que se abrochaban con botones, y utilizaban chalecos sin mangas o mantas de piel o lana para el frió.

S.XVII -> Surge una estructura hecha de juncos , hierro o madera que transformaba el cuerpo femenino en una especie de cono desde la cintura hacia abajo, se llamaba “VERTUGADE” o conservador de virtud, los tejidos eran muy pomposos, generalmente se adornaban con lazos, encajes y volantes.

La corte de Luís XIV ser impuso en el desarrollo del a moda, El vestido de las mujeres, confeccionado por gruesas telas, tenia una forma acampanada, largo hasta los pies complementado por los bordados.


Durante este siglo, las mujeres llevaron un vestido de 2 faldas, una de ellas bordada y adornada con flores y cintas, mas un estrecho y puntiagudo corpiño que ajustaba el busto para un pronunciado escote.

1720 -> Apareció la crinolina, especie de falda de tela encerada a las que se les cose unos aros redondos y más adelantes ovalados

1750 -> A las mujeres solteras se les prohibió el uso de crinolinas-

S.XVIII -> La falda se hizo estrecha y surgieron los polisones, acolchados postizos en forma de media luna que se ajustaban al talle con una cinta, cuyo fin era resaltar la parte posterior de la figura.

Más tarde, las faldas se crearon más estrechas que las damas prácticamente no podían ni caminar, ni sentarse cómodamente.

1820 -> La moda decía que había que vestirse de negro o gris oscuro. Las mujeres ensancharon su vestimenta, mangas, faldas y busto. Predominaba el rojo.

1860 -> El vestido vuelve a destacar, manteniendo los faldones. Este estilo predomina hasta principios del S. XX.

1900 -> La belle Epoque, mostraba un estilo de vida muy lujoso. Vestidos recargados que ceñían el talle y llevaban muchos metros de genero con faldas superpuestas hechas de telas finas y caras.

Ostentación, Extravagancia, los vestidos almidonados y con enaguas de crinolina.

La mujer en forma de “S” ajusto la falda para resaltar la figura con sus rollitos, los peinados se elevaron y los sombreros se adornaron con plumas, en este periodo nace un nuevo modelo femenino, que fue creado por ellas mismas y no por hombres.

Las nuevas tendencias, los vestidos se alejaron paulatinamente del decorado simplificando su confección. El traje de 2 piezas den ominado “traje de sastre” era para los nuevos tiempo, los cuellos hasta las orejas dieron paso al escote en “V” y las faldas se acortaron levemente.

1910 -> Cambios rotundos en la moda, influenciados por el “Ballet Ruso”, los colores llamativos y a onda oriental, reemplazo la supremacía en tonos pasteles y faldas largas.

Bailarinas como Isadora Duncan y la enigmática Mata Hari, se transformaron en iconos de belleza. Gracias a esto las mujeres se atrevieron a desafiar los sólidos principios morales que las ataban y comenzaron a mostrar el cuerpo, que no fue fácil sin la intromisión de la iglesia.

1914 -> Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, la cual tomo dimensiones escalofriantes y de trágicas consecuencias en el viejo continente, terminó por completo con el mundo de la farándula y el lujo de la moda francesa e inglesa, en donde se hallaban las grandes casas de alta costura.

1918 -> la falda campana cedió el paso a los cortes rectos, "tipo tubo". El muy utilizado corsé cambió su estrategia, ahora se utilizaría para disminuir el busto y no para levantarlo como en tiempos anteriores. El "corsé alisador" y los vestidos acinturados en la cadera, trazaron el nuevo tipo de belleza y de mujer, las que buscaban parecerse más a los muchachos que a las antiguas beldades femeninas.

1919 -> comienza la línea Coco Chanel que en el 25 se consolida.

1920 -> La silueta de la mujer se hace completamente lisa por la parte superior,

De forma que el look unisex o andrógino se generaliza. Se consigue marcar pecho ni cintura, por medio de los corsés alisadores, imagen de Barril. Se elimina la falda larga de la década anterior y la sobrefalda que se lleva sola, pierde su vuelo. Look garçon, pelo corto a lo chico, axilas y piernas afeitadas. Chanel impone las prendas unisex como el jersey. Se llevan vestidos enteros con flecos y bolsitos pequeños. Las prendas se

Acortan por encima del tobillo, y la década acaba con el corte de pelo “ETON”.

Por primera vez en la historia de la moda los vestidos de día eran tan cortos como los de noche, ¿y qué se llevaba debajo? La prenda más usada era una combinación de algodón color crema compuesta por un corsé y un sujetador para disimular los pechos, con tirantes ajustables, parte delantera bordada, partes laterales y traseras elásticas, cierre lateral con corchetes y cuatro portaligas ajustables. Todo esto estaba confeccionado con un nuevo material: el rayón, ligero, barato, y fácil de lavar.

La contribución a la emancipación de la mujer que supuso librarse de indumentarias de varios kilos de peso es enorme.

1930 -> En los treinta, la ropa comienza a ser mucho más práctica. La silueta vuelve a cambiar, descendiendo la cintura a su posición anatómica, marcando el talle y ensanchándose los hombros. Se populariza el traje de chaqueta para calle y se elige para fiesta los vestidos con grandes escotes en la espalda así como abrigos largos con pieles. La gran revolución es la falda corta que surge a mediados de la década anterior. Los sombreros desaparecen y se vuelve a dejar crecer el pelo. Se lleva, ser o parecer alta. En USA comienza la fabricación en serie de modelos comprados en Paris.

En los años treinta se impuso junto el vestido el uso de falda y blusa, porque resultaba muy práctica durante el día, sobre todo en el caso de mujeres que trabajaban en una oficina. A su vez apareció el bolero, una chaquetilla corta a la altura de la cintura. Las faldas eran estrechas y llegaban a la altura de la pantorrilla podían tener pliegues o bien forma de campana. A finales de la década la línea que seguía la moda se había vuelto muy seria y funcional, esto se debía por un lado a la escasez de materiales durante la guerra y por otro a la influencia militar.

La indumentaria femenina incluía necesariamente guantes y sombrero. En contraste con la tendencia general al vestuario práctico, las mujeres se permitían los sombreros más extravagantes. Al principio, eran pequeños y planos y se sujetaban al pelo con agujas. A continuación, se pusieron muy de moda los modelos más diversos: con forma de campana, de plato, o cualquier derroche de fantasía.

1934 -> 1934 y 1935 no hubo muchos cambios en la moda. En lo que respecta a ropa, uno de los pocos cambios fue que las polleras cambiaron su largo y llegaron casi hasta el tobillo. Durante los años treinta las mujeres empezaron a vestir polleras amplias con cinturones decorados con hebillas de metal o de celuloide. Las pieles de víbora, de cocodrilo y de lagarto eran muy comunes para la elaboración de bolsos y billeteras. En el sector donde sí se produzco un cambio importante fue en la industria de las telas, la cual se expandió dando lugar al surgimiento de nuevos tipos de lienzos.

1936 -> las mujeres empezaron a usar vestidos muy entallados que les marcaban el cuerpo resaltando su forma. Entre 1934 y 1936 hubo un cambio histórico que influenció la moda: la expansión industrial del algodón. Más tarde una crisis económica llevó a que se empezaran a usar colores más discretos o negros y una vez más la moda fue dejada de lado y varias firmas de diseño se vieron forzadas a cerrar. Al seguir expandiéndose la crisis, muchos negocios y talleres también debió cesar su actividad. Cuando en 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial se frena el progreso en gran cantidad de aspectos, uno de los cuales fue la moda.

1940 -> Esta es la década de la guerra y eso se deja ver en la moda: los tejidos se vuelven pobres, las chicas visten con uniformes de ciudad, trajes de chaqueta, con el mínimo de tela. El largo se eleva por debajo de la rodilla y se popularizan los pantys, pero aún son muy escasos. El look se militariza, surgiendo prendas con doble uso, por medio de accesorios, que hacen que un vestido pueda ser de calle o de fiesta según la ocasión. Los zapatos topo lino, de corcho y los gorritos diminutos y muy sencillos o simplemente pañuelos a la cabeza.

La falda volvía a ser más corta y cubría justo las rodillas. También era más estrecha y a veces tenía pliegues, casi siempre muy delgados que, con el resto del conjunto, daban un aspecto de seriedad. También contribuían a trasmitir esta impresión las chaquetas de los trajes y los abrigos, ya que conservaban el estilo militar de aquellos años y además de poseer hombros muy acolchados, también solían presentar hombreras y cinturones. Los tejidos resistentes y de abrigo cómo el tweed tuvo mucho éxito.

Aunque las reservas eran muy limitadas y la calidad era a menudo pobre, se daba mucha importancia al aspecto externo, a pesar de la guerra y de la escases de los años siguientes. Las mujeres debían dar una imagen decente pero sensual. Un peinado que caracterizó la época fueron los recogidos altos, precisamente porque muy pocas podían permitirse ir a la peluquería. En cuanto al maquillaje, la calidad dejaba mucho que desear a causa de la escasez de materias primas como glicerina y grasas que dan a los productos una textura cremosa. Así, era imposible aplicarse los polvos o la barra de labios de manera uniforme, con lo que el resultado eran capas de color espeso y quebradizo.

Debido a la escasez de materiales, era casi imposible conseguir medias y con las faldas cada vez más cortas, las piernas desnudas no quedaba nada bien. Así las mujeres aprendieron todo tipo de trucos: una de las soluciones más rápidas era pintarse con un perfilador una raya negra a lo largo de la pierna para crear una costura inexistente; claro que había que tener buen pulso. Otra posibilidad era el maquillaje para piernas, todavía más complicado que lo anterior. Había que extenderlo con rapidez para conseguir un color uniforme y esperar a que se secara antes de ponerse el vestido. Todos estos problemas se solucionaron cuando se empezó a traer de América un nuevo material: el nailon.

1950 -> En esta década vuelve el esplendor, triunfa el “New look” de Cristian Dior. La silueta se vuelve a forzar con una cintura muy estrecha, la mujer avispa y por contraste, mucho volumen en hombros, pecho y en la falda que aumenta su vuelo, pero manteniéndose por debajo de las rodillas. Las mujeres estaban hartas del estilo masculino y vuelven las curvas. Comienza el culto a la belleza. Los zapatos se estilizan y son más puntiagudos, abrigos de paño, bolsitos al codo, y las más elegantes sombrero o pamela. Las jóvenes comienzan a dejar de ser clones de sus madres, inspiradas en las actividades deportivas, los pantalones pitillo, las zapatillas de ballet, el rok´n´roll...

Durante los años cincuenta, la mujer se vio de nuevo atrapada en un estrecho corsé, tanto en sentido literal como figurado. Tras haber apoyado a su marido durante la guerra, deseaba volver a ser totalmente femenina, y para ello renunció sin saberlo a parte del terreno ganado para meterse otra vez en la cocina: representaba el ideal de casita en el campo, perfectamente decorada a la última, con electrodomésticos que facilitaban las tareas y con un aspecto impecable desde la mañana a la noche.

La silueta del "New Look" también se reflejaba en la ropa de diario. Los trajes volvían a ser la parte principal del ropero de muchas mujeres. La mayoría de las faldas eran estrechas y llegaban a media pierna. Las chaquetas eran entalladas y presentaban un pequeño faldón, así como una solapa muy marcada, pero que no era muy larga.

Tenía mucha aceptación las combinaciones de falda y blusa o bien de falda y conjunto, que consistía en un jersey y una chaqueta de punto combinada, casi siempre del mismo color.

La parte superior iba muy ceñida y modelaba el busto, por lo que requería un corpiño fuerte. Generalmente las mangas eran estrechas y largas o llegaban hasta medio brazo.

1960 -> Década de la gran revolución: Por un lado surge el concepto de ropa cómoda y por otro, comienza el culto a la juventud, dando lugar a las prendas cómodas y juveniles, que dejan atrás todo aquel lujo burgués. Como reacción se pone de moda la ropa extravagante, jóvenes que se visten como vestían los señores de principios de siglo. Surge el mod, la pídora, la libre sexualidad, las drogas, el rock´n roll y la moda unisex, y paralelamente, es la cultura pop musical la que marca las tendencias. Los estampados visten de mariposas y de flores de colores a las chicas con el flower power, ganando la batalla el tergal al algodón y lana. Con plásticos y metales se conforma una moda pseudoespacial. La silueta se vuelve a hacer mas lisa y nace la minifalda que se impone rápidamente por todo el mundo.

También surge otro look en el cual la silueta vuelve a marcar las formas del cuerpo y se ciñe como nunca, los pantalones y las camisetas son como una segunda piel. Pero estas corrientes comienzan a ser seguidas solo por los jóvenes y se va creando un estilo más tradicional para el resto que comienza a refugiarse en los indemorables y surge la ropa clásica, el estilo inglés.

A mediados de los '60 ser MOD en Inglaterra significaba estar a la moda, o usar algo popular o admirable.

La linea decisiva de los sesenta fue la trapezoidal, que diseño un joven Yves Saint Laurent a finales de los cincuenta como director artistico de la casa Dior. Se caracterizaba por unos vestidos o abrigos sin talle, estrechos por arriba y amplios a medida que descendían. Casi no presentaban detalles decorativos y se solían utilizar patrones gráficos de grandes dimensiones o bien estampados florales.

El Pop Art caló hondo en todos las áreas, no sólo en la música, arquitectura o decoración también lo hizo en la moda imponiendo rapidamente una explosión de colorido tan propia de artistas de la época cómo Warhol o Lichtenstein.

1964 -> el 10 de julio de 1964, en medio de su colección de verano, Quant mostró por primera vez la prenda que se convirtió en fetiche y símbolo de la década del 60. Poco después, lanzó los mini shorts o hot pants.

1970 -> En los setenta comienza a democratizarse la moda y se abandona el look único, comienza a llevarse varios estilos a la vez, por un lado el hippy, con los jóvenes que rechazan la burguesía y se inspiran en otras culturas surge el look étnico, las melenas el flowerpower y por otro lado la cultura de la música y las drogas crean el look psicodélico, la moda disco, las plataformas, los pantalones de campana, las melenas y el look trabolta y también el punk que aunque minoritario marcara estilo en los mas arriesgados, comienza el look militarizado.

La silueta vuelve a marcar las formas del cuerpo y se ciñe como nunca, los pantalones y las camisetas son como una segunda piel. Pero estas corrientes comienzan a ser seguidas solo por los jóvenes y se va creando un estilo más tradicional para el resto que comienza a refugiarse en los indemorables y surge la ropa clásica, el estilo ingles.

Se impone, además del tradicional cuello redondo, el de tipo “pico” y también la costumbre de usar pañuelos anudados al cuello.Clásicos de los 70 fueron también los vestidos entallados que hacían lucir los detalles del cuerpo de la mujer. Y la minifalda no pasó de moda, sino que algunos como Yves Saint Laurent propusieron un modelo un poco más largo, hasta la rodilla.

1980 -> En los ochenta la silueta se vuelve a exagerar con las hombreras y los altos tacones, pero ya nunca se dejaran de llevar los demás estilos por el resto de la gente, que sigue siendo clásica o hippy, mientras las tendencias comienzan a uniformar al resto con los trajes de chaqueta para la mujer ejecutiva y la ropa Sport o casual para el tiempo libre se generaliza la camiseta TSHIRT americana. Comienza el culto al cuerpo. Y el gran negocio de la moda. Se lleva la cultura del pelotazo de la bonanza económica y parecer rico es lo más, la ostentación, y el lujo se refleja en la ropa cargada de complementos y accesorios dorados.

Las mujeres podían escoger ya entre múltiples estilos de faldas, aunque
las que más triunfaban en la década de los excesos eran las minifaldas rectas muy entalladas (especialmente en vaquero lavado al ácido o tejidos de lycra) o las faldas de vuelo por debajo de la rodilla, que se combinaban con camisas y chaquetas oversize con hombreras gigantescas.

1990-> La moda se fue puliendo cada vez mas a medida que la década progresaba, de repente se fue convirtiendo en una mezcla de todo: El diminuto top que se llevaba en los 70's y que fue vendido en 1940 como ropa interior, esta ves es utilizado como una prenda mas en el vestuario femenino y el vestido de corte recto tan utilizado por Jackie O, estaba de moda de nuevo, pero esta vez en colores iridiscentes.

S.XXI -> a punto de entrar en una nueva década del siglo XIX,No podemos tener más opciones de faldas donde elegir, aunque la mayoría de ellas sean diseños inspirados en los de antes... ¡o incluso llevemos directamente las faldas del siglo pasado!